DIOS QUIERE BENDECIRTE Y PROSPERARTE

Cierra la Puerta, Abre la Puerta

Esto no es un juego hermanos, no se trata de mantener una irregularidad, de aparentar ser alguien y somos otra cosa, de adorar a Dios en determinados momentos y en otros olvidarnos que El existe, se trata de ser frío o caliente, no de ser tibio, porque a Dios no le gustan las cosas a medias (Apocalipsis 3:16) , Dios quiere que estemos con El y no contra El, porque el que con El no recoge, derrama (Mateo 12:30).

Cuando pretendemos ser tibios Dios nos vomitará, porque El espera que el fruto del árbol bueno sea fruto bueno, del árbol corrompido su fruto dañado, porque El nos conocerá por nuestros frutos, buenos o malos pero no por medios malos. 

Veamos algunos ejemplos de cuando uno como humano permite que el enemigo entre a nuestras vidas por haber dejado un espacio (puerta abierta) para hacernos daño y separarnos de Dios para que no recibamos bendiciones.

• Génesis 4:6-7. CAÍN

Entonces Jehová dijo a Caín: ¿porqué te has ensañado, y porque se ha inmutado tu rostro?

6.

Si bien hicieres, ¿no serás ensalzado? Y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta: con todo esto, a tí será su deseo, tú te enseñorearás de él. 

7.

Como podemos ver la escritura claramente nos dice que Dios le estaba diciendo a Caín que hiciera el bien y que si no el pescado está a la puerta, en ningún momento le dice estaba a medio camino o puedes hacer medio bien, le define dos situaciones concretas: el bien, el pescado. Recordemos el pasaje donde La Palabra nos dice "he puesto delante de ti el bien y el mal" toma el bien para que seas prosperado y tengas vida eterna.

• 2 Samuel 11:1-16. DAVID

David por quedarse en Jerusalén empezó a abrir puertas que le trajeron consecuencias muy graves. Primero, puso su mirada en una mujer sumamente hermosa pero que era la esposa de Urías. Segundo, se acostó con ella y ella quedó embarazada. Tercero, trató de engañar a Urías para hacerle creer que le estaba dando un regalo al mandarlo a acostarse con su esposa, pero era solo para hacerle creer que el hijo que esperaba Betsabé era de él. Cuarto, David nuevamente sigue abriendo más las puertas de su vida y ordena a Joab para que colocará a Urías al frente de la batalla para que lo mataran. Todo esto le desagradó a Dios.

• 1 Reyes. 12:26:30. IDOLATRÍA

El pueblo de Israel pecó por medio de abrir puertas a la idolatría. La Palabra nos muestra que el rey Jeroboam pensó conforme su corazón y no conforme al de Dios y mando a hacer dos becerros de oro, a uno lo puso en Bet-el y al otro en Dan y todo el pueblo de Israel iba a adorarlos, lo cual fue causa de pescado ante los ojos de Dios.

Como podemos observar, las situaciones que se describen son difíciles, pero todas tienen una solución que es el arrepentimiento y morir a nosotros mismos para que Dios sea el que dirija nuestras vidas, que nosotros mengüemos y que El crezca cada días en nosotros. Que busquemos en todo momento llegar a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la edad de la plenitud de Cristo (Efesios 4:13), porque Dios quiere que tomemos el escudo de la fe, con lo cual podemos apagar los dardos de fuego del maligno. (Efesios 6:16). No debemos darle lugar al diablo, debemos mantener cerrada las puertas (Efesios 4:27), para que la iniquidad de los padres no visite a los hijos, sobre los terceros y sobre los cuartos.

Dios nos manda a escuchar su voz para poner en práctica todos sus mandamientos y sus estatutos, porque de lo contrario las puertas se abrirán en nuestra vida con las consecuencias (solo describimos algunas)

• Maldición en la ciudad y en el campo

• Maldición en la canasta y artesana de amasar

• Maldición en el fruto del vientre y el fruto de la tierra, la cría de tus vacas y el incremento de tus ovejas

• Maldición en la entrada y salida

Todo esto nos lleva a ser rechazados como consecuencia de separarnos de Dios o sea del pecado y esto usa el enemigo para llevarnos por la obscuridad de nuestras iniquidades.

CONCLUSIÓN

Jesus no permitió que se abrieran puertas en el desierto porque contesto con Palabra!!

Qué harás tú para no dejar que el enemigo entre en esa puerta que tienes abierta de tu vida?

Ora para que Dios te ilumine y proteja, que te guíe, que te permita menguar para que el crezca en ti y que cada día busques más parecerte a Cristo Jesus.

Dios te bendiga.

Director

Ediciones La Siembra